Cuando te robas las fotos de otra persona y les pones tu cara…

En Facebook, todo se sabe. Incluyendo cuando te robas el perfil de otra persona

Es normal que quieras parecerte a alguien que admiras y si es algo tan superficial como el cuerpo, es fácil imaginarte en él.

Sin embargo, una cosa es pensarlo y otra hacer magia para que efectivamente estés en un cuerpo que no es el tuyo.

Si crees que en internet las cosas se quedan ocultas… puede que estés pensando mal.

Acompáñanos a ver esta triste historia.

1

2

3

4

5

6

7

Vía Chezburger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *